lunes, 17 de noviembre de 2014

La columna crítica. El Poder dentro de una Hermandad

Te ha gustado? Compártelo! Compártelo en Facebook Tuitéalo Email envíalo a Pinterest
Buenas tardes a todos. Tras un periodo de vacaciones, y viendo que un amigo se incorpora al blog, he decidido retomar esas reflexiones y opiniones de los temas de actualidad cofrade. Seguiremos la misma linea de publicaciones y contenidos.Os animo a todos a que comenteis cualquier opinion sobre nuestas entradas y asi hacer el blog tan nuestro como vuestro. 
Dicho esto os dejamos con la nueva entrada:

"El Poder dentro de una Hermandad"


Hoy es lunes, y para tener temario que debatir durante la semana volvemos con otra entrega de la crítica cofrade. Antes de nada, agradeceros a todos los lectores que os habéis pasado por mi columna para comentar o simplemente para ojearlo.

Para esta semana os quiero hablar sobre “ el verdadero poder en una hermandad”.
Muchos cofrades de cuna soñamos con poder hacernos un hueco entre la historia viva de nuestra hermandad, poder ser recordados durante mucho tiempo o simplemente que hablen de ti, aunque sea mal, ya os digo que os puede subir mucho la moral en algunos casos. De antemano sabemos que los únicos protagonistas de esta historia son El Señor y su Bendita Madre, pero algunos ( jóvenes y mayores ) solo buscamos el bien personal y su pobre recompensa.

El querer destacar tiene cosas muy buenas y cosas muy malas. Yo lo reconozco, no me gusta pasar sin pena ni gloria por donde voy, ya no solo en temas cofrades, sino que también me gusta llamar la atención en mi día a día, soy así, pero siempre lo intenté hacer desde el respeto y la humildad ( de la que muchos dicen que carezco, ya para gustos los colores) otros prefieren llamar la atención rajando de un hermano de su hermandad, poniendo verde y comparando a una hermandad con otra o simplemente criticando el trabajo y la labor de los demás. Lo peor de todo esto es que a algunos les funciona y consiguen puestos de “ privilegio “ en sus hermandades bajo el mandato de un paso o de sus costaleros, o simplemente consiguiendo ser una persona influyente en su hermandad sin pertenecer a ninguna junta.

Estamos convirtiendo a las hermandades en empresas con ánimo de lucro, porque hasta el más tonto hace relojes y encima funcionan, y esto no es así señores. Bajo mi punto de vista, el esfuerzo en una hermandad solo te lo pueden compensar nuestros titulares. No se recompensa como venimos haciendo últimamente, dando cargos de compromisos a modo de recompensa, porque no todos tienen que ser ingenieros en esta vida. Tiene que haber de todo como en la viña del Señor, y verdaderamente creo que no está ahí el poder. Porque el verdadero poder de las hermandades lo tienen el patrimonio humano, pero ese patrimonio humano constituido de personas grandes, y grandes por su humildad. De aquel que solo busca el bien común de su hermandad, de aquel que intenta hacer vida de hermandad con todos sus hermanos, de aquel que sabe lo que significa el término “hermandad”. 

La verdad que este tema es un problema que tiene muchos padres, y aquí podríamos recibir todos, ya que no tiene fácil solución, aunque se basa en tener sensibilidad cofrade y saber hacer las cosas bien. A modo de conclusión podría decirse que el verdadero poder en una hermandad lo tendrás cuando con el tiempo la gente hable bien de ti, aunque solo sea durante una semana, y te puedo asegurar  que tiene que ser una experiencia magnifica. Os invito a todos a intentar ser humildes y buenos con vuestra hermandad, ya que el Señor sabe poner a cada uno en su sitio, y Él y solo Él te lo va a recompensar.


Postdata: El único poder que existe en la vida de todo cofrade reside en San Lorenzo, y todo lo demás es secundario.

Además de todo tipo de comentarios ( con educación ), estamos totalmente abiertos a aceptar sugerencia sobre futuros temas. Hasta el próximo lunes compañeros!

@Dieguisz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares