lunes, 10 de febrero de 2014

La Columna Crítica. La devoción es cosa de dos

Te ha gustado? Compártelo! Compártelo en Facebook Tuitéalo Email envíalo a Pinterest
Otro lunes que llega y dejamos atrás otra larga semana, larga porque ya empezamos a tachar los días, los días para ver a nuestros titulares en la calle, aunque para muchos cofrades solo se les puede hablar de UN TITULAR, ya que están en la hermandad únicamente por el Señor o solo por la Virgen. La entrada de esta semana lleva por título “La devoción es cosa de dos”.

Llega el tiempo de igualas, de ensayos, de golpes en el pecho, llega el verdadero momento del cofrade, aquel día que empieza con tu igualá y ahí empiezan los problemas, pronto pero empiezan. Tras una noche de talla de costaleros se decide por diversos criterios que un costalero tiene que sacar el Señor y otro tiene que sacar la Virgen, eso es lógico, no todos pueden sacar un solo paso. Lo profundo del asunto es el berrinche, el mosqueo, e incluso la negativa de salir en su hermandad simplemente porque el cuerpo de capataces deciden cambiarle del Señor al palio o al revés. 

No entiendo el que se mete en una hermandad para sacar un titular, y es capaz hasta de rajar de sus compañeros, de sus hermanos costaleros. Si la semana pasada hablaba sobre la rivalidad entre hermandades que bien es preocupante, hoy os traigo algo todavía peor, la rivalidad dentro de la misma hermandad simplemente por pertenecer a la cuadrilla del Señor o a la cuadrilla de la Virgen, es algo tan absurdo como ilógico. Esa rivalidad por querer ser mejor que tus propios hermanos, ese rechazo y desprecio hacia tu Madre, porque no olvidemos que la que sigue al Señor es nuestra Madre, aquella que llega despacio al son de una bonita marcha de palio, es la que nunca lo abandona, la que siempre lo sigue hasta el final y lo protege, y tenemos la poca vergüenza de renunciar a Ella simplemente porque tu “eres de misterio”.

Como bien me ha comentado hoy un buen amigo en una charla cofrade, “vamos a terminar construyendo un medio sensacionalista de la semana santa” porque ya no es que no nos alegremos del bien de otra hermandad, sino que ya estamos llegando a criticar las propias acciones buenas de nuestra hermandad, de nuestro paso de misterio o del paso de palio, ¿Dónde vamos a llegar? Lo mismo queremos tener hermandades de titulares únicos para no compartir supuesta devoción con otro titular, si no somos capaces de querer a nuestro Cristo igual que queremos a nuestra Madre, obviamente nunca vamos a llegar a querer a otra hermandad que no sea la nuestra.

Una hermandad tiene que ser queridas a ambos titulares por igual, aunque se tenga preferencia por uno u otro, sin más os cuento una pequeñita historia sobre mí, yo soy costalero de palio, es lo que he mamado y es lo que me gusta, este año en mi hermandad por cuestiones de ensayos y del destino no puedo salir llevando a mi Madre, triste? Decepcionado? Cabreado? Todo lo contrario, soy el más feliz del mundo porque de mi quizá no habría salido en mucho tiempo poder pasear a mi Cristo, y este año lo haré con el mismo respeto y con el mismo cariño con el que he paseado a mi Madre durante 6 años. Señores, aunque tu saques tu Señor, que sepas que no representas solo a Él, representas a toda tu hermandad, desde el primer nazareno que porta la cruz de guía, hasta el último músico de la banda de música, así que vamos a dejarnos de tonterías, de críticas absurdas hacia nuestros hermanos, porque también estamos faltando respeto a nuestro titular.


Postdata: Tanto vale el izquierdo de tu Cristo como el paso racheao de tu Virgen.


Un cordial saludo ¡!


Os invito a todos a comentar y dar vuestra opinión sobre esta columna y por supuesto proponer nuevos temas a comentar. Muchas gracias lectores!! @Dieguisz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares