martes, 19 de junio de 2012

Cartel de la saca de las yeguas 2012

Te ha gustado? Compártelo! Compártelo en Facebook Tuitéalo Email envíalo a Pinterest
Tiene lugar a finales del mes de junio, coincidiendo con la Feria de San Pedro, patrón del municipio. Se trata de una tradición centenaria que fue regulada en 1504 por una ordenanza del Duque de Medina Sidonia.


Los yegüerizos van a buscar al ganado a distintas zonas de las marismas de Doñana, que son La Marismilla, Las Nuevas, el Rincón del Pescador, la Vuelta de la Madre, Matasgorda, El Lobo, Las Mogeas y el Lucio de las Yeguas, y las reunen en la playa frente a El Rocío. Tras ello, el 26 de junio se dirigen hacia Almonte, pasando antes por la aldea de El Rocío, donde las yeguas y los yegüerizos son bendecidos por el sacerdote de la Ermita, tras lo cual siguen su camino hacia Almonte.1 Cuando llegan al arroyo Santa María, cerca de los Olivarejos, descansan un rato y empiezan a hacer tropas o lotes para entrar en el pueblo. Una vez en él, el ganado hace un recorrido por sus calles hasta llegar al recinto donde permanecerán unos cinco días, durante los cuales se le realizarán varias faenas, como la tusa (cortar el pelo) y el herrado de las potras, con el fin de prepararlo para su venta. Tanto la entrada como la permanencia del ganado en el pueblo atrae la atención de numerosas personas. Unos días después, las yeguas son conducidas de nuevo a la marisma donde permanecerán hasta junio del año siguiente.

Almonte está hermanado con La Estrada, pueblo gallego en donde existe una tradición equina similar llamada Rapa das bestas.

1 comentario:

  1. Saca de las Yeguas
    Tipo de evento: Fiestas y Tradiciones
    Localidad: Almonte
    Fecha: Del 26/06/2012 al 26/06/2012

    Esta tradición centenaria consiste en que una vez al año, a finales del mes de junio, los ganaderos agrupan a las yeguas y potros que forman parte de los caballos que viven salvajes en las Marismas de Doñana y los conducen, pasando por la aldea de El Rocío, al pueblo almonteño. Una vez allí se procede a la marca de los potros y a la tusa (cortarle las crines y la cola). Algunos de ellos son vendidos, pero la mayoría son devueltos a las marismas.
    La tradición proviene de que los caballos salvajes en verano abandonaban la marisma en busca de pastos frescos y muchos se enganchaban las crines y morían.
    La estampa de los caballos pasando frente a la Basílica de la Virgen del Rocío es espectacular. Aunque la hora varía de un año a otro los caballos pasan por la aldea alrededor de las 13.00h y llegan a Almonte sobre las 20.00h.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares