miércoles, 17 de junio de 2015

La Columna Crítica. Elecciones

Te ha gustado? Compártelo! Compártelo en Facebook Tuitéalo Email envíalo a Pinterest
Llegando el verano, son muchas las Hermandades que dan paso a sus elecciones para los próximos cuatro años. A priori un trámite para muchas Hermandades, ya que el trabajo se ha realizado correctamente durante los años anteriores y no existe la necesidad de cambiar de Hermano Mayor y cambiar por consiguiente su junta. Por otro lado tenemos Hermandades en las que es necesario un cambio de aires, cambiar el rumbo de la Hermandad, siempre con el fin de mejorar su estado actual, o eso se supone,  y aquí vienen las complicaciones.


Muchas veces nos encontramos con diferentes juntas que se presentan en las mismas elecciones, y donde cada posible Hermano Mayor expone sus mejores argumentos para convencer al Hermano de la Hermandad para que lo vote. De antemano se sobreentiende que todas las posibles candidaturas lo que quieren es lo mejor para la Hermandad, pero en la actualidad vemos cada vez más a muchas juntas de gobierno que quieren convertir la Hermandad en su rancho privado, y si para eso tienen que desacreditar a la junta “ rival “ lo harán sin problemas.



Son muchas las Hermandades que últimamente están teniendo problemas a la hora de hacer elecciones, y que en mi opinión solo da una inestabilidad tremenda a la Hermandad, por el crecimiento de la Hermandad y sus futuros proyectos, que se pueden ver afectados y retrasados durante mucho tiempo, debido a que los proyectos de otra junta que no sean la tuya no tendrán tu aceptación, y por muy buenos que sean no los apoyaras. También se puede ver afectado el patrimonio humano de la Hermandad, ya que muchas veces no encuentran su sitio debido a lo que piense uno y lo que piense otro, y no sabe cómo actuar en dichas situaciones,  ya sin contar “ el que dirán “ que lo tenemos a la orden del día en redes sociales y en internet. A veces pienso que algunas Hermandades se están convirtiendo en empresas, con tantos problemas internos.

También tenemos el caso de Hermandades en las que el Hermano Mayor realiza su labor durante su candidatura y acto seguido pone a disposición del siguiente toda su sabiduría y su experiencia para unir sus fuerzas y conseguir lo mejor para su Hermandad. Está claro que es el camino correcto, y el que debemos seguir todos. Porque seguro que habrá candidaturas que pasaran por tu Hermandad que te gustaran más, y otras que te gustaran menos, pero el que trabaja por una Hermandad de verdad no tiene en cuenta a las personas de una junta, ya que solo quiere beneficiar a su Hermandad.

Si hablamos de elecciones y de Hermandades, tenemos que hacer referencia a una candidatura presentada en el Barrio de Triana, no hace falta dar más referencias ya que todos sabemos a lo que me quiero referir. Como esta sección se titula la columna crítica, tengo que admitir que aunque es una persona muy apta para ser Hermano Mayor, creo que ese tipo de personas no deberían ser Hermano Mayor al ser una persona tan influyente como es. Repito que lo considero una persona muy capacitada y muy apta pero creo que no es lo más conveniente para una Hermandad con tanta fuerza en la Semana Santa.
Creo que aquí sobran los resúmenes y las conclusiones, porque en el fondo todos sabemos cuál es el camino correcto, ya solo queda si queremos aceptarlo o no.

@Dieguisz.

3 comentarios:

  1. Yo si veo al Sr. Rivera de Hermano Mayor

    ResponderEliminar
  2. A mi se me viene a la cabeza algun hermano mayor que se acuerda del patrimonio de gente ahora que se va. luego le importa un pito si se le moja la hermandad entera niños y costaleros y solo da las gracias en ve de pedir perdon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor no entremos en disputas sea de donde sea Ud. Y menos en anónimo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares